Press Enter to Search

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del Usuario y realizar análisis estadísticos sobre su utilización. Al acceder al mismo acepta la totalidad de condiciones del AVISO LEGAL.
cabecetablog2

VERANO: Llega la primera ola de calor

Primer episodio de calor intenso de la temporada

Sábado y domingo serán los días de temperaturas más altas y se superarán sin problemas los 40 grados en áreas del suroeste peninsular

Primer episodio de calor intenso de la temporada

A partir de este miércoles, 3 de julio, llegará a nuestro país el primer episodio de temperaturas realmente altas del verano. Su duración, a priori, parece que será bastante elevada, y estas altas temperaturas nos acompañarán al menos durante los próximos 7-10 días.

Este importante ascenso termométrico, afectará principalmente a áreas del oeste y centro peninsular, siendo Andalucía occidental y sobre todo Extremadura las zonas en las que el mercurio llegará a marcar valores más elevados. Y es que las temperaturas irán subiendo progresivamente estos días, y durante el próximo fin de semana, se espera que ciudades como Sevilla, Córdoba o Badajoz alcancen o superen ligeramente los 40 grados sin demasiados apuros.

Además, como es de esperar, las temperaturas mínimas también serán realmente elevadas, y de cara al fin de semana, los termómetros no bajarán de los 25 grados en amplias zonas del suroeste peninsular, por lo que conciliar el sueño será una tarea realmente complicada.

Como hemos comentando anteriormente, el calor, aunque no de forma tan intensa, también afectará a otros puntos de nuestro territorio y en ciudades del centro del país como Madrid, u otros del oeste y noroeste como Salamanca y Orense, las temperaturas llegarán a alcanzar los 38 grados a finales de esta semana.

En el extremo norte del país y sobre todo en la mitad este, apenas van a verse afectados por este primer gran envite cálido de la temporada, y aunque las temperaturas serán veraniegas e incluso irán ascendiendo progresivamente a lo largo de los días, en ningún caso resultarán excesivamente agobiantes. Como ejemplo, cabe destacar que durante los próximos días, los valores máximos no alcanzarán ni tan siquiera los 30 grados en ciudades tan dispares como Málaga, Barcelona o Valencia.

¿Estamos ante una ola de calor?

Quizás, esta es una de las preguntas más repetidas cuando se producen este tipo de sucesos y en la mayoría de ocasiones no sabemos diferenciar entre una verdadera ola de calor, y entre un episodio de temperaturas elevadas de los que tenemos todos los veranos.

Por lo tanto, a pesar de que no hay una definición oficiosa de ola de calor, a continuación vamos a exponer una serie de puntos, que hacen que este fenómeno pueda ser considerado como tal.

1) Temperaturas alcanzadas.-

En primer lugar, las temperaturas registradas, tanto en máximas como en mínimas, deberían alcanzar y rebasar claramente las medias registradas en la zona para la fecha en cuestión. Es decir, depende de la zona y de la época del año, la temperatura será o no susceptible de ser considerada como extraordinaria. No hace falta que se batan registros de máximas y/o mínimas más altas, aunque si se baten, la ola de calor pudiera ser considerada como histórica.

2) Duración temporal.-

Su duración debería ser, al menos, de 4 ó 5 días. No vale que un solo día, se alcancen unas temperaturas superiores a los 40º, lo que ya de por sí es extraordinario, sino que debe permanecer en el tiempo esta situación, superándose los umbrales definidos para ello.

3) Extensión geográfica.-

La extensión geográfica también es un dato a tener en cuenta y que hace que una ola de calor adquiera de forma implacable sus características tan peculiares. Una ola de calor no es localizada, debería afectar al menos a varias provincias, y no a una ciudad o localidad aislada. No es lógico hablar de ola de calor en Córdoba.

4) Consecuencias en la población.-

Por último, si nos encontramos ante una ola de calor, notaremos sus efectos, sus consecuencias. Desgraciadamente serán noticia los fallecimientos de los más vulnerables, personas mayores, niños y enfermos sobre todo.

Ahora, que ya sabemos qué factores tienen que cumplirse para hablar de una ola de calor, vamos a analizar punto por punto, que requisitos cumple y cuáles no la situación que tendremos estos próximos días.

1) Temperaturas alcanzadas.-

Es evidente que el calor será protagonista y los registros estarán muy por encima de las medias y umbrales establecidos por AEMET. Como hemos comentado anteriormente, las temperaturas podrían alcanzar incluso los 42 grados en puntos del suroeste peninsular. Por lo tanto, cumplimos este punto sin problema alguno.

2) Duración temporal.-

Quizás, este sea el punto que se cumple con mayor facilidad. Ya hemos comentado anteriormente, que la situación de altas temperaturas durará al menos 7 días, por lo que superamos los 4 o 5 días establecidos en la definición que hemos dado de ola de calor.

3) Extensión geográfica.-

Tan sólo en el suroeste peninsular, las temperaturas serán especialmente elevadas durante un gran número de días. Como hemos comentado anteriormente, la mitad este del país apenas se verá afectada por esta situación. Por lo tanto, podemos hablar de que este episodio cálido, afectará a una extensión geográfica bastante reducida.

4) Consecuencias en la población.-

Es algo que no podemos calibrar todavía, ya que este criterio sólo puede tenerse en cuenta al finalizar el episodio. Es clave, por tanto, esperar a que termine, para saber si hemos tenido una ola de calor y en que áreas.

No obstante si omitimos este punto y nos centramos únicamente en las previsiones y pronósticos, si parece sensato hablar de que estamos ante una ola de calor que afectará exclusivamente al suroeste peninsular.

Sin embargo, con los datos que manejamos, parece a priori exagerado, mediático e innecesario hablar de una ola de calor generalizada en España.

FUENTE:ABC

No hay comentarios por el momento, añada uno a continuación.
t Twitter f Facebook y YouTube